El espejismo humanitario


Introducción

Acrónimos

La frontera de maíz
Sobre humanitarios y víctimas

Víctimas sexy
La relación imposible
Víctimas profesionales
A caballo regalado, mírale el dentado
Solidaridad Sociedad Anónima
Más humano, menos humanitario

La CIA en Uganda
Sobre humanitarios y políticos

La frontera de la humanidad
Colonizador versión 2.0
Mister 50% y el agente Cardoso
Altruismo de destrucción masiva
Humanitarismo de Estado: Organizaciones Sí Gubernamentales
Hibridación mendeliana
Desavenencia de unos, miseria de otros

Showmalia, capital Mogadisney
Sobre humanitarios y militares

¿Humanitarizar o militarizar?
Señor sí señor
Operación Tomadura de Pelo
Ni contigo ni sin ti
¿Salvar al máximo o matar al mínimo?

Todo por la audiencia
Sobre humanitarios y periodistas

Riqueza mediática, pobreza informativa
La caridad programada
Solidaridad de consumo
La ubre humanitaria
La cocina informativa
Tan cerca y tan lejos
Lo que el destino ha unido...

República Solidaria de ONGistán
Sobre humanitarios y humanitarios

Don Quijote de África
La vocación trampa
Gran Hermano Humanitario
Guía de campo: razas de Homo humanitarius
El cuadrilátero solidario
Pasen y vean: Philanthropic Brothers Circus
Del autobombo a la autocrítica

Más libros | Comprar

¿Salvar a los demás para salvarse a uno mismo?

Apodado el pasafronteras por su entrada ilegal en Zaire, Jordi Raich pasó tres semanas encarcelado en Uganda acusado de espiar para la CIA, estuvo perdido en el desierto somalí con el ejército italiano a la espera de un general que nunca llegó, fue atacado por los heridos que salvó del bombardeado hospital de Vukovar, repartió comida bajo el fuego de morteros rebeldes durante el asedio a Monrovia, hizo jogging con los guardias de la prisión de Guantánamo...

Jordi Raich es especialista en el diseño y coordinación de proyectos humanitarios de emergencia. Tras más de veinte años de trabajo con distintas organizaciones de ayuda en docenas de conflictos armados y catástrofes del planeta, el autor cuestiona, a través de sus vivencias, el mundo solidario, sus mecanismos, contradicciones y dilemas.

El espejismo humanitario en la prensa


Con una prosa heredera del mejor Ryszard Kapuscinski, Jordi Raich relata las paradojas de la ayuda humanitaria. El Espejismo Humanitario es, sin querer su autor pretenderlo, un proyecto nietzscheano, un intento de desmitificar el último valuarte de la conciencia occidental: la ayuda humanitaria. Nadie mejor que él para recuperar la verdad, para poner de manifiesto la radical prioridad de los hechos por encima del discurso que hemos construido a partir de la falsa conciencia. Un proyecto vital llevado a cabo por un vitalista.

Luis A. Balcarce (Diario Exterior)
__________________

Jordi Raich, excelente escritor que hubiese podido ser un magnífico corresponsal de guerra, hace una reflexión crítica y desmitificadora de las ONG, "un negocio redondo" y de sus agentes, "a veces mercenarios de la caridad", aunque ello no le impide afirmar que tiene el mejor "trabajo del mundo" y que está percatado de que "nadie mejor que los humanitarios para poner en tela de juicio el mundo de la solidaridad y sacar a la luz sus grandezas y sus miserias, que a la larga redundará en una ayuda más honesta, creíble, transparente y eficaz". El tiempo no le ha hecho perder su vocación, su inquietud viajera que empezó en Marruecos y en Uganda donde fue detenido acusado de ser espía de la CIA cuando visitaba las islas de Sese estimulado por su pasión ornitológica. Es imposible resumir las peripecias de la vida de Jordi Raich, pionero de las ONG. Pero para esto está su libro, compuesto de narraciones de viaje, de descripciones de gran calidad literaria tanto de paisajes como de ambientes profesionales, a la vez que de reflexiones en torno a su comprometido trabajo. Su creación, independiente de cualquier misión institucional, su vocación de narrador se alimentan de su experiencia vital y profesional.

Tomás Alcoverro (La Vanguardia)
__________________

'La buena voluntad no basta', asegura Raich, quien en el libro explica casos sangrantes de cómo ayudar sin conocer el terreno, a las víctimas y sus costumbres y los conflictos puede producir consecuencias terribles. En su batalla por derribar los mitos que envuelven el trabajo solidario, Raich arremete contra 'la perpetuación de los clichés negativos que denigran al Tercer Mundo' que llevan a cabo las propias ONG. Raich no deja títere con cabeza y no duda en dar en nombres.

El Mundo Libros
__________________

Militares, políticos y periodistas conforman el teatro caritativo que encabezan las ONG internacionales. El espejismo humanitario desenmascara su actuación y sus vicios. Un profundo análisis sobre las verdaderas motivaciones de los 'misioneros del siglo XXI'.

Magda Bandera (Suplemento Libros de El Periódico)
__________________

Este veterano de la ayuda humanitaria carece de narcisismo. Con criterios, que los malvados reputarán de cínicos pero que son en realidad luminosos, Jordi Raich mete en la trituradora a políticos, ONG, militares, periodistas y hasta la supuestamente cabal ONU.

Carlos Rodríguez Braun (Expansión)
__________________

Un libro que desborda ingenio narrativo y realismo social. Un libro reflexivo, irónico, no cínico. Y valiente, porque si es leído como debiera serlo, logra que todos nosotros nos rebelemos ante la inercia de cómo, quién y para qué se hace solidaridad. Este libro consigue con la crítica, desvelar nuestro egoísmo. Porque si no queremos saber más y así atemperar nuestra tranquilidad bienpensante, Raich nos quita el espejismo humanitario y nos enfrenta a nuestras propias y difusas convicciones.

Santiago González Vallejo (www.rebelion.org)
__________________

Cuando empecé a pensar en el documental me hablaron de un libro: El espejismo humanitario de Jordi Raich. Ese libro se convirtió en la base del documental, sin querelo me condicionó en la forma, en las reflexiones y en mi vida."

Joan Planas (Director y productor de Con ánimo de lucro)
__________________

Jordi Raich se sumerge en el día a día del trabajo humanitario para analizar los vicios y las virtudes de las organizaciones no gubernamentales y defiende la necesidad de la autocrítica en su seno como herramienta de progreso y credibilidad. Desmonta, además, una creencia sentada en las sociedades de que la ayuda es imprescindible. El Espejismo Humanitario resulta un libro necesario teniendo en cuenta el creciente papel en el escenario internacional de las ONG, su influencia y el concepto que de ellas tiene el imaginario colectivo.

Lydia Escribano (Agencia de noticias solidarias)
__________________

Las dudas se ciernen sobre el movimiento humanitario. Una voz, esta vez autorizada, cuestiona el mundo de la ayuda humanitaria donde no es solidaridad todo lo que reluce.

La Rioja
__________________

¡Ya era hora! Es el libro que hubiera querido escribir yo.

Javier Vizcaíno (Radio Euskadi)
__________________

Una visión crítica y realista del trabajo de las ONG.

Suplemento Libros de La Opinión de Málaga
__________________

Indonèsia, Ruanda o Afganistan. Darrere de la catàstrofe arriben les ONG. I els mitjans mostren els avions amb aliments, entrevisten cooperants intrèpids, filmen víctimes tremoloses. Què hi ha, però, realment, a les bambalines d'aquest teatre solidari? El llibre 'El espejismo humanitario', una contundent anàlisi de la indústria de les ONG del barceloní Jordi Raich, en desgrana les claus.

Núria Cadenas (El Temps)
__________________

Des de les mateixes ONG, fer autocrítica i denúncia de tot allò que està començant a sortir de mare ens pot ajudar a donar-nos a tots plegats una idea més clara d’aquesta situació.

Josep Cuní (Els matins de TV3)
__________________

En los próximos años va a ser cuestión de ir definiendo otros modelos de cooperación y desarrollo. El libro de Raich, interesante, bien escrito, ameno y, desde luego, muy claro, contribuirá sin duda a que este nuevo modelo sea definido.

infohumanitaria
Sin circunloquio alguno: frente a la literatura buenista, apologética y lacrimógena que santifica el movimiento solidario, Raich pone al descubierto las miserias del obrero de la caridad. Entre la crónica y la reflexión, Raich ha escrito un libro instructivo y demoledor. Un excelente trabajo de campo que, además de relativizar las virtudes del humanitarismo y señalar sus efectos perversos, tiene el mérito de desmitificar una profesión donde predomina el claroscuro. Y este es el mensaje: no se trata de hacer el bien, sino de eliminar el mal.

Miquel Porta Perales (El Cultural de ABC)
__________________

Un libro de excepcional importancia. Jordi Raich hace un ejercicio sin precedentes de lucidez y autocrítica. Capítulos como Showmalia, capital Mogadisney pasarán a la antología del diagnóstico preciso, severo, de la verdad del mundo de los años 90.

Pere Vilanova (La Vanguardia Dossier)
__________________

La crónica de un humanitario que supera en mucho el conocido relato heroico de desesperación muerte e injusticia en el campo de batalla. Jordi Raich describe un escenario de equilibrismos altruistas mezclados con vendedores de humo, profesionales del victimismo, gobiernos oportunistas y audiencias de la compasión.

Maricel Chavarría (La Vanguardia)
__________________

El libro de Jordi Raich es uno de los análisis más lúcidos y acertados que he leído sobre el fenómeno de las ONG. Y el resultado no es un balance negativo, sino muy humano y realista. Sólo con abrir el libro al azar y leer se percata uno de que su autor derrocha experiencia y ha tenido que hacer un esfuerzo por condensarla en 380 páginas. Raich opina con conocimiento de causa, a diferencia de la prole de vanidosos gurús de sofá que saturan con sus teorías e hipótesis todo tipo de periódicos, aulas y centros culturales. Hay algo que cautiva en esta obra por encima de todo: las dudas del autor, esa actitud conmovedoramente humana que recuerda inmediatamente a los personajes épicos de Graham Greene. La contribución de los libreros a la causa humanitaria debería ser colocar este libro en primera fila del escaparate.

Zeta (www.Zeta2004.blogspot.com)
__________________

El espejismo humanitario es un ejercicio de crítica y autocrítica necesario para impulsar el papel de las ONG. Tiene mucho de crónica y ensayo, pero puede leerse también como una novela de misterio, y el lector querrá llegar al final cuanto antes para descubrir al asesino. Antes de que eso suceda, hay capítulos apasionantes como La CIA en Uganda, Todo por la audiencia o República solidaria de ONGistán.

Jesús Maqueda (La Gaceta de los Negocios)
__________________

El juicio, en ocasiones amargo, al mundo que rodea a las entidades sin ánimo de lucro está más cerca de la crítica constructiva que del ajuste de cuentas. A pesar de ello, el discurso dominante en la sociedad que considera a las ONG como ejemplo indiscutible de justicia, eficacia y bondad queda matizado en la obra de Raich.

Juan M. Costoya (Zazpika, suplemento dominical de Gara)
__________________

Raich combina testimonio y reflexión, vivencias personales y agudos análisis para mostrar el lado más decepcionante de la solidaridad. Ameno y divertido sin resultar superficial, El espejismo humanitario es uno de los libros más esclarecedores e interesantes de la temporada.

Faro de Vigo (suplemento cultural)
__________________

Jordi Raich saca a la luz, sin tapujos ni traumas, las grandezas y miserias de la cooperación. Convencido de que 'la solidaridad es necesaria', pero 'los humanitarios tienen que dejar de mirarse al ombligo', Raich desenmascara las relaciones de las ONG consigo mismas, con el poder político, el militar y los medios.

Ana Zarzuela (Cambio16)
__________________

Jordi Raich se sale del estereotipo de cooperante internacional, joven, inexperto e idealista, y se acerca más a un modelo mucho más realista y crítico. Toda una reflexión que quiere servir de autocrítica de cara a mejorar el trabajo en este mundo al que él mismo pertenece.

Pablo Abad (Expansión)
__________________

Libro políticamente incorrecto. Eso le da un atractivo especial. El autor plantea con valentía los dilemas políticos y éticos de la solidaridad.

Las Provincias
__________________

Jordi Raich ha descendido al mundo donde vive la mayoría, al huracán del dolor, y denuncia que se sobrevalora la capacidad de las ONG.

Julio Flor (Diario Bilbao)
__________________

Jordi Raich reflexiona sobre la ayuda humanitaria y también sobre las nuevas prioridades de la agenda internacional, muy alejadas de las buenas intenciones que se publicitan a través de los medios de comunicación.

Sandra Martín (Altaïr)
__________________

Destacar la actividad de denuncia que lleva a cabo el español Jordi Raich, reconocido trabajador humanitario que a través de su libro El espejismo humanitario y una serie de documentales desnuda los vicios, el desorden y la corrupción de algunas ONG.

Gustavo Manrique Salas (Prensa Panamá)
__________________

Un llibre veritablement esclaridor.

Joan Barril (L’entrevista, BTV)
__________________

Un assaig lúcid que us recomanen llegir.

Emili Manzano (Saló de Lectura, BTV)
__________________

On surestime beaucoup le travailleur humanitaire. L'Espagnol Jordi Raich, qui a consacré vingt ans de sa vie à l'aide au tiers-monde, a écrit un récit désabusé de son expérience.

Courrier International

CLICK ME...